Coronas o fundas dentales

¿Qué son las coronas o fundas dentales?

Son unas prótesis fijas que se cementan y colocan en la parte superior del diente, con una preparación previa y la cual su intención es devolver su funcionalidad, forma y estética. Con las coronas dentales, realizamos una mejor estética de los dientes, además de darles una mayor protección, sobretodo en las piezas endodonciadas, ya que son dientes más debilitados.

Las coronas o fundas dentales se utilizan para la devolver la función y estética de los dientes estructuralmente comprometidos, también en implantes dentales. Las coronas de cerámica sin metal están hechas de diferentes tipos de cerámica, que tienen diversas indicaciones. Dependiendo del caso, se selecciona el mejor material, buscando un equilibrio entre la estética, la función y la longevidad

En Barcelona Smile Center, especialistas en estética dental en Barcelona, estamos especializados en todo tipo de tratamientos estéticos y contamos con una decena de casos que lo demuestran. Disponemos de un servicio de asesoramiento totalmente personalizado para cada uno de nuestros pacientes y así poder conseguir la máxima satisfacción antes, durante y al finalizar el tratamiento estético. Ponerse en manos de profesionales expertos es la mejor opción posible para su salud y estética de su boca.

Primera visita gratuita

¿Qué tipos de fundas o coronas dentales existen?

Corona o funda dental de porcelana

Este tipo de coronas las utilizamos principalmente en la zona frontal, de canino a canino, siendo estas más estéticas, pero eso sí, menos resistentes que las de metal-porcelana, por esto, debido a su fragilidad se utilizan con cautela. 

Corona o funda dental de zirconio

Las coronas dentales de zirconio son las de mayor resistencia y estética de todas, por esto son las más recomendadas por los especialistas en estética dental en Barcelona.

Coronas o fundas de metal

Son más duras y resistentes al desgaste, pero hay que indicar que no son para nada estéticas, comparadas con los otros materiales indicados a continuación.

Corona o funda dental de metal porcelana

La cara interior de la corona es de metal mientras que, en la exterior, sería de cerámica dejándole así una apariencia más natural y semejante al resto de dientes.

Fundas o coronas de porcelana

Se fabrican con diferentes tipos de cerámica y según el caso se selecciona el material más adecuado para este, buscando una consonancia entre la durabilidad y la estética de estas.

Las coronas total porcelana (o fundas), consisten en una restauración que recubre el diente y remplaza a la corona natural, con el objetivo de rehabilitar una gran pérdida de estructura dentaria en las secciones que más afectan a la estética dental de la sonrisa.

Por otra parte, las coronas 100% porcelana, se conocen generalmente como fundas de porcelana o fundas de cerámica. Este tipo de prótesis estética aporta la solidez que se necesita para salvaguardar el diente que se pretende restaurar, con el que lograremos unos acabados y resultados completamente naturales e increíblemente estéticos.

Pide tu primera cita, ¡es sin coste!

O te podemos llamar si lo prefieres

Preguntas frecuentes

  • Las coronas dentales suelen utilizarse normalmente en premolares y molares, aunque a excepciones también se utilizan en las piezas dentales de la zona anterior de la boca, y que permitirán dar solución a problemas funcionales o a reforzar un diente dañado, además de tratar problemas estéticos, es por ese motivo que las fundas dentales son más gruesas que las carillas y se realizan con una mayor preparación.
  • Las carillas, sin embargo, se realizan en el sector anterior de la boca, necesitando una menor reducción del diente y siendo así un tratamiento menos invasivo. Por otro lado, indicar que con las carillas procuraremos mejorar la estética de nuestros dientes, cambiando forma, color o ambas, según lo deseado por el paciente, y así mejorar la estética de su boca.
  • Realizando el tratamiento de coronas o fundas dentales podemos decir que fortalecemos los dientes, haciendo así, que estén más fuertes y protegidos, sobre todo aquellos que son más débiles.
  • También podemos utilizarlas para realizar un puente fijo , en todos aquellos casos que no quieran o no puedan reponer las piezas que faltan con implantes  dentales o utilizando una prótesis removible.
  • En conclusión, podemos decir que si lo que busca es mejorar la estética de sus dientes, las carillas serían su mejor opción, pero si por lo contrario, lo que buscamos es mejorar y reforzar dichas piezas por daños u otros problemas, entonces su alternativa sería las coronas.

Para poder elaborar una funda dental, será necesario realizar una preparación en el diente creando así espacio para poder colocarla. En caso de que el especialista no tenga diente suficiente remanente para poder apoyarla, se procederá a realizar una reconstrucción para fortalecer y crear una base más resistente, así poder colocar la corona dental. Todo esto dependerá de lo que el especialista en estética dental en Barcelona considere que es mejor en cada caso.

Hoy en día, podemos decir que se han conseguido grandes progresos en la fabricación de materiales para restaurar piezas dentales. Hoy en día, los composites o resinas que utilizamos para la restauración dental reproducen casi a la perfección las características del diente, sin poder saber con certeza la duración de este, ya que dependerá de diferentes factores. Una restauración bien elaborada en manos de un buen especialista es posible que pueda durar muchos años, pero dependerá del cuidado que tenga el paciente con su boca. Para poder prevenir y mantener un buen cuidado bucal, es recomendable que el paciente realice sus habituales revisiones con su dentista y mantenga una buena higiene bucal, realizando sus higienes diarias y las que le recomiende el especialista en su visita rutinaria. Si el paciente sigue todas estas indicaciones es posible que logré conservarlo por mucho más tiempo y no le produzca nuevas caries alrededor del empaste o incluso la rotura de este, el cual tendría que ser reparado nuevamente, siendo así de un tamaño mayor que el anterior.

El tamaño, es uno de los motivos importantes para diagnosticar y garantizar el éxito de la restauración que se realice, ya que si fuera demasiado grande y el nervio estuviera involucrado el especialista recomendaría otro tipo de restauración como las incrustaciones de composite o porcelana, en otros términos, conocidas como endocoronas, que serán las que evitarán una posible fractura, exceptuando esos casos extremos en los que sea más recomendable la colocación de una corona.

En los casos en los que el diente ha tenido que ser endodonciado, y el daño es demasiado extenso, pero no lo suficiente como para una corona, la opción más recomendable sería la incrustación, ya que así fortaleceríamos la pieza y evitaríamos una rotura mayor que con el tiempo podría producirnos la perdida de esta.

Las incrustaciones y las coronas dentales consisten en tratamientos de restauración que permanecerán fijados al diente, pero que se usarán en diferentes ocasiones según el caso.

 

¿Qué es lo que diferencia la colocación de una incrustación a la de una corona dental?

  • Las incrustaciones están dirigidas en personas que tengan algún diente dañado pero el cual aún no haya desarrollado un trastorno severo o en caries demasiado grandes para realizar solamente con una reconstrucción donde la estética dental sea necesaria. Ejemplo de estos sería en piezas donde no sea permitida la extracción del suficiente material dental para colocar una corona, dientes endodonciados, márgenes supragingivales, restauraciones de pilares en prótesis dentales, entre otras.
  • Las coronas dentales se recomiendan cuando los dientes estando afectados por caries o fracturas y que, aun realizando la reconstrucción, sigan frágiles. En el caso de las piezas endodonciadas, la pieza quedará debilitada dejando así riesgo de posible fractura en caso de no colocarse la corona dental. La corona se realizará a medida, adaptando la forma y el color a la boca del paciente para darle así una mejor estética y poder substituir el diente natural de este.
  • Una corona, a diferencia de la incrustación también se coloca sobre un implante dental para cumplir con las mismas funciones estéticas y prácticas de un diente natural.
Primera visita gratuita
Escanea el código